.... También conocía el puente que había dado nombre a la ciudad, el puente sobre el Tajo, que no aparecía antes los ojos hasta que no se había dejado atrás el último recodo del camino, y cuya sola visión le cortaba el aliento a cualquiera, por muchas veces que lo hubiese visto antes.

Qantarat as-Saif, como era llamado en árabe: el Puente de la Espada.

Seis colosales arcos, el mayor de casi sesenta codos de calzada tan ancha que fácilmente podían pasar dos carros al mismo tiempo. Sobre los pilares centrales se levantaba una puerta en forma de arco, hecha con imponentes bloques de piedra labrada.

El gran puente, una de las maravillas del mundo, como decía la gente...

... La gente de la ciudad contaba una leyenda sobre esa espada..., muchos siglos atrás, Rodrigo, el rey godo de Toledo, había llegado huyendo de los moros a Alcántara donde murió por una traición. Su cadáver fue llevado a Viseu y enterrado allí. Pero su espada fue colgada del arco más alto del puente, a una altura inalcanzable desde el rio. Allí había sobrevivido a los tiempos....

De la obra maestra: "El Puente de Alcántara"
de Frank Baer

El Puente de Alcántara
.Kántara As-Saif

PONTEM PERPETVI MANSVRVM IN SAECVLA MVUNDI

"El puente que perpetuamente permanecerá por los siglos del mundo"
imp. CAESARI. DIVI. NERVAE. F. NERVAE
TRAIANO AVG. GERM.
DACICO. PONTIF. MAX. TRIB. POTES. VIII
IMP. V. COS. V. P.P.

MUNICIPIA
PROVINCIAE
LVSITANIAE. STIPE
CONLATA. QVAE. OPVS
PONTIS PERFECERVNT
IGAEDITANI
LACIENSES OPPIDANI
TALORES
INTERAMNIENSES
COLARNI
LACIENSES TRANSCVDANI
MEIDVBRIGENSES
ARABRIGENSES
BANIENSES
PRAESVRES
El Templo
Ilustraciones Antiguas
El Arco Triunfo
Nuestras Fotos

Nuestros videos y fotos de la Villa de Alcántara

XX Siglos de Historia del Puente de Alcántara


Biblioteca Virtual del
Puente de Alcántara

Restauraciones del Puente

Proyecto de reparacion de Bordick del 1751

Proyecto del Ingeniero Pelilla del 1841

Restauración por D. Alejandro Millán el 1.860



Yo, Cayo Julio Lacer, maestro constructor de lo que hoy llamáis, el Puente de Alcántara, y en el que mis cenizas, esperando que la tierra me fuera leve, fueron entregadas al Templo que hice construir para el culto y veneración de los dioses y del César.

Obra arquitectónica en la que quise reflejar las tres cualidades que exigía el antiguo Vitrubio a toda edificación: "Firmitas", "Utilitas" y "Venustas", es decir: Firmeza, Utilidad y Hermosura.

Los Dioses, alabados sean, me acompañaron durante la construcción de este paso sobre el rio Tagus, que desde Norba comunicaría Conimbriga, ya en nuestra provincia romana de la Lusitania, y desde allí a Olisipo, al sur o a Brácara Augusta, al norte.

Hice dejar escritas en las cuatro lápidas que fueron colocadas en el Arco de Triunfo, a todos los pueblos que con sus tributos contribuyeron a la construcción del puente, pero el paso del tiempo las hicieron desaparecer y la copia que actualmente encontraréis os puede hacer pensar que solo estos pueblos fueron los que sufragaron la obra. Viajero¡¡¡, piensa que eran muchas las ciudades de la antigua Lusitania que se beneficiaron de esta comunicación con la vía de la Plata y con el resto del Imperio.

Orgulloso de mi obra, y pecando de cierta vanidad, que vosotros justificareis al ver el Puente, hice dejar escrito, con el favor de mi Emperador Trajano: PONTEM PERPETUI MANSVRVM IN SECULA MVNDI: El puente que permanecerá en pie por los siglos del mundo.

Y hoy, mientras lees estas palabras, la profecia continua, mi obra sigue en pie tras veinte siglos de continuos combates contra la rápida corriente del caudaloso Tajo y los sacrílegos atentados del hombre. Pero ¿qué queda de aquella imagen que en mi retina se grabó al ver concluido el Puente en el año 106 de vuestra era?, ¿cuántas mutilaciones he tenido que ver durante estos siglos?.

En mi memoria aún están grabadas tres fechas que llevaron a impedir su paso a través del puente, y que no fueron producidas por las fuerzas de la naturaleza de este gran río sino la mano del hombre que en su poder de dominación entre los pueblos, no tuvo contemplaciones al cortar algunos de sus seis arcos en el año:


La visión que actualmente podéis contemplar se la debéis al gran arquitecto D. Alejandro Millán que durante el reinando Isabel II, y concretamente entre los años 1858-60 restauró no solo el arco destruido en 1809 sino también reparó algunos de los pilares y el arco de triunfo, que ya amenazaban ruina, evitando así que no se cumpliera mi profecía.

Loados sean también aquellos ingenieros, con D. Fernandez Casado al frente, que durante la construcción de la presa del embalse aguas arriba y en el momento que el curso del río Tajo quedó cortado, vieron la gran cavidad que existía en la base del tercer pilar, aquel que siempre está bañado por el río y que desde su construcción no había vuelto a quedar visible. Quien sabe, sino se hubiese procedido al arreglo de la base, cuantos años hubiese aguantado el puente con todo su peso, con la base de su pila central totalmente hueca.

El puente, vía de comunicación ejecutada sin una población importante en las inmediaciones, fomentó que al cabo de los siglos se asentara en el cerro de la margen izquierda del río, los primeros habitantes de la actual Villa de Alcántara.

Primero, fueron los pueblos germánicos, aquellos que heredaron nuestro glorioso Imperio Romano y fueron llamados aquí, Visigodos. Y aquellos que llegaron a esta tierra lograron cobijo en mi obra y la llamaron Ovila, que parece ser que en su lengua significaba Puente.

Fue durante la época musulmana, cuando aquella población pasó a llamarse Kantara As-Saif: el Puente de la Espada. ¡¡Cuanto se ha dicho del significado de ese nombre¡¡, que poco de cierto y mucho de erróneo, pero permitirme que, Yo Creador y Custodio de mi obra me reserve mantener oculto el enigma de la Espada.

Y llegada la cristiandad a esta tierra, reyes y caballeros de la Orden Militar de Alcántara consideraron que el conjunto formado por el puente, las murallas y el castillo en la cima del cerro, debía convertir a Alcántara en una fortaleza inexpugnable dado que el único acceso al pueblo desde el Reino de Portugal se debía hacer a través del puente.

¡¡ Qué ignorancia la del hombre¡¡, demostrando su cobardía ante tan faraónica obra al no ver cumplidos sus objetivos en la batalla, dañaron algunos de sus arcos.

Caminante en estas tierras y que aún no has tenido la oportunidad de contemplarlo, he aquí algunos de los testimonios de aquellos que maravillados ante mi obra, reflejaron sus impresiones en estos XX siglos del Puente de Alcántara:






























Viajero, tu que caminas sobre mi obra, siente mi espíritu y el de todos que allí dejaron su vida, acaricia en nuestro nombre esta mole granítica, para que mis plegarias y sacrificios a los Dioses ante el Ara del Templo, sean escuchadas y cumplidas:

Que los hijos de vuestros hijos, sigan viendo discurrir las aguas del Tajo bajo los arcos del Puente

Ya que este fue construido para seguir en pie hasta el Día del Fin del Mundo.

In Memoriam Eugenio Durán.

Mi querido Abuelo, sigo acariciando la Cruz, que de pequeño me enseñaste, a pie del Arco de Triunfo.

Juan Carlos Alvarez Durán
webmaster de  www.puentealcantara.es
contacto@puentealcantara.es








Reproducción de unas de las tablas en las que se dedica  la obra al Emperador Trajano y los pueblos que sufragaron su construcción.

El Puente

El Paraiso en Ourense se encuentra en:  PRADA

Panorámica del Puente de Alcántara y de la Presa del Embalse, desde el "Balcón del Mundo"


Enlaces a las Web's de Alcántara y
mis otros trabajos en la www y Amigos

Enlaces Recomendados


Fotos de Pablo Sanchez
Somos una empresa con más de 15 años en el mundo siderometalurgico, con un equipo joven y experimentado, capaz de ofrecerle el mejor servicio al mejor precio. Herederos de la maestría de Jordi Palau, estamos preparados y capacitados para mejorar día  a día nuestro servicio.

Especializados en decoletaje, casquillos, pasadores, topes, ... le estudiaremos el mecanizado de cualquier pieza que necesite sin ningún tipo de compromiso.

Trabajamos todo tipo de aceros, aluminio, nylon, bronce, latón…, empezando del material en bruto, pasando por su mecanización en tornos de control numérico, su posterior, en caso necesario, tratamiento térmico, y finalmente rectificado, tanto exterior como interior, entregándole así su pìeza completamente acabada de principio a fin.

Para más información, visitenos en www.metrobe.es



www.puentealcantara.es
recomienda:



Nuestro Video de Costa Rica ... PURA VIDA¡¡¡


El Puente de Alcántara en 360º

El Puente Romano de Alcántara y su Casco Histórico:
¡¡¡Patrimonio de la Humanidad¡¡¡: en el Facebook

Kántara As-Saif

Vista aérea de Alcántara

Fotos de Alcántara